Lactancia materna y sus beneficios

lactancia materna

Hay distintas condiciones que pueden dificultar que las madres alimenten con leche materna a sus recién nacidos, tanto por parte del bebé como de la madre. Sin embargo, algo es seguro: la leche materna siempre es la mejor opción. No hay reemplazo artificial que se equipare con la lactancia materna, y esta ofrece un gran número de ventajas en el ámbito de la salud, tanto para el bebé como para las propias madres. Esto es importante, porque muchas madres desconocen estos beneficios insustituibles. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef indican que “la lecha materna sea el alimento exclusivo de los bebés recién nacidos hasta los 6 meses de edad, y que hasta los 2 años se alimenten con una combinación de la misma con alimentos adecuados y nutritivos para su edad”.

Un aspecto que facilita la alimentación con leche materna en todo momento es la extracción y almacenamiento de la leche. Por esto, desde 2008, la ciudad de Buenos Aires estableció por ley la presencia de lactarios en las instituciones públicas donde trabajen veinte o más mujeres en edad fértil. La ley define al lactario como “un ambiente especialmente acondicionado y digno, para que las mujeres en período de lactancia puedan extraer su leche materna, y se asegure su adecuada conservación durante el horario de trabajo”.

Por otra parte, es frecuente que las madres encuentren complicaciones respecto de cómo amamantar; es fundamental saber que dar de amamantar es algo que se aprende, y se pueden hacer muchas cosas para mejorar en este aspecto. Por eso, siempre se debe consultar con especialistas, para tener la mejor información y poder cumplir con una lactancia exitosa.

A continuación enumeramos los beneficios fundamentales de amamantar al bebé, tanto para la criatura como para las madres.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

La leche materna contiene más de 300 nutrientes y las cantidades exactas que el recién nacido necesita de grasas, azúcares, agua, proteínas y vitaminas.

Posee anticuerpos que protegen al bebé contra las enfermedades más comunes, hasta que pueda formar sus propias defensas.

El Ministerio de Salud informa que “los bebés amamantados no solo sufren menos enfermedades infecciosas (respiratorias, diarreas, etc.), sino que también tienen menos probabilidades de padecer, cuando sean grandes, enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y cáncer.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS): “La lactancia materna en la primera hora de vida reduce en casi 20 % el riesgo de morir en el primer mes y puede reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil en un 12 %”. La OPS agrega que la leche materna “posee inmunoglobulinas que protegen a los bebés contra la neumonía, la diarrea, las infecciones del oído y el asma, entre otras enfermedades”. Por eso se dice que la leche materna es la “primera vacuna”. 

Además, diversos estudios indican que la lactancia materna favorece el desarrollo cognitivo.

Beneficios para la madre

De acuerdo con la Unicef, la lactancia materna disminuye el riesgo de hemorragia después del nacimiento y reduce el riesgo de depresión posparto. Además, Unicef agrega que: “A largo plazo contribuye a disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer de ovario, cáncer de mama, diabetes tipo II, hipertensión, ataques cardíacos, anemia y osteoporosis”. El Ministerio de Salud agrega que también “te ayuda a recuperar tu peso anterior al embarazo”.

La OPS pone esta información en datos estadísticos: “Las mujeres que no amamantan presentan un riesgo 4 % más alto de padecer cáncer de mama y 27 % mayor de cáncer de ovario. También corren mayor riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares”.

Los beneficios en la salud de la madre y el bebé se derraman sobre otros aspectos de la vida. Además de economizar en gastos de salud, en el ámbito laboral, la OPS indica que las ausencias de un día para cuidar de los niños enfermos son dos veces más frecuentes entre las madres de los bebés alimentados con fórmula.

Más allá de estos datos concretos, amamantar genera beneficios menos cuantificables, pero de enorme importancia. Cuando el bebé succiona la madre libera la hormona oxitocina, que ayuda a la emisión de la leche. El bebé también secreta la hormona, lo que disminuye el estrés y la ansiedad y favorece el vínculo emocional entre madre e hijo.

En Hola René somos fervientes defensores del dicho: “Los niños primero”. Nuestros pediatras están disponibles las 24 horas, todos los días, para satisfacer cualquier duda que tengas con tus niños, para que crezcan sanos y con la mejor salud.

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará con vos para contarte cuál es el mejor plan que se adapta a tus necesidades.

No lo olvides: Hola René es un médico siempre cerca.

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad consulte a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más notas

aceite de cannabis
Bienestar general

Aceite de Cannabis

Usos terapéuticos y consideraciones para la salud y bienestar En un mundo donde la medicina moderna ofrece una amplia gama de fármacos para tratar diversas

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Contacto Ventas