¿Qué es la hemofilia y cómo se trata?

La hemofilia es un trastorno genético hereditario, poco común pero significativo, que afecta la capacidad del cuerpo para coagular la sangre de manera eficiente. Las personas con hemofilia tienen deficiencia o ausencia de ciertos factores de coagulación en la sangre, lo que dificulta la formación de coágulos y puede llevar a un sangrado prolongado.

Las personas con hemofilia a menudo enfrentan limitaciones y desafíos diarios que afectan su calidad de vida. El miedo a las hemorragias y la necesidad constante de estar alerta ante posibles lesiones pueden generar un impacto emocional significativo. Actividades cotidianas, como practicar deportes o realizar tareas domésticas, pueden volverse desafiantes y, en algunos casos, generar ansiedad.

En este artículo repasamos en qué consiste la hemofilia, sus síntomas, tratamiento y otros datos de interés. En Hola René sabemos que la prevención y la atención médica son fundamentales, por eso te acercamos información relevante para que puedas tomar las mejores decisiones.

¿Qué es la hemofilia?

La hemofilia es una condición hereditaria que se caracteriza por la deficiencia o ausencia de ciertos factores de coagulación en la sangre. Las personas con hemofilia pueden experimentar sangrado prolongado, hematomas y, en casos más graves, hemorragias internas.Es una enfermedad que no se contagia y que afecta a 1 entre 10.000 casos en la población.

El sistema de coagulación funciona gracias a 13 factores (Factor I, Factor II, Factor III, Factor IV, Factor V, Factor VI, Factor VII, Factor VIII, Factor IX, Factor X, Factor XI, Factor XII y Factor XIII) coagulantes que trabajan conjuntamente en lo que se llama la “cascada de coagulación”. Si uno de estos factores no funciona bien, la cascada se interrumpe y se forma más lentamente el coágulo que impide el sangrado. Como consecuencia de esta interrupción en la cascada de coagulación, las lesiones o heridas sangran durante más tiempo del debido, pudiéndose producir hemorragias internas y externas.

La hemofilia es causada por una alteración en los genes F8 o F9 que producen el factor VIII (FVIII) y el factor IX (FIX) de la coagulación, se trata de una enfermedad producida por la deficiencia de uno de estos factores en el sistema de coagulación.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la hemofilia pueden variar en intensidad, pero comúnmente incluyen hematomas frecuentes, sangrado prolongado después de cortaduras o cirugías, y en algunos casos, hemorragias articulares que pueden causar dolor e hinchazón. Es fundamental reconocer estos síntomas para un diagnóstico temprano, recibir asistencias en salud  y un manejo efectivo de la condición.

La sangre desempeña un papel crucial en el funcionamiento del cuerpo. No solo transporta oxígeno y nutrientes a todas las células, sino que también es vital para el proceso de coagulación, que detiene el sangrado. En individuos con hemofilia, esta capacidad de coagulación se ve comprometida, lo que subraya la importancia de entender y abordar esta condición de manera integral.

¿Existe tratamiento para la hemofilia?

Las personas que padecen hemofilia pueden acceder a distintos tratamientos para así llevar una vida lo más normal posible. El tratamiento de la hemofilia se enfoca en proporcionar los factores de coagulación ausentes. En Hola René, nos destacamos por ofrecer asistencias en salud especializadas y te contamos todo lo que tenés que saber sobre esta enfermedad.

El abordaje terapéutico de la hemofilia se centra en la reposición del factor de coagulación deficiente en la sangre, esencial para detener el sangrado y formar coágulos. Este proceso implica la administración intravenosa de un producto que contiene dicho factor, permitiendo que el sangrado cese al alcanzar niveles suficientes en el sitio de la hemorragia. 

Existen dos tipos principales de concentrados de factor utilizados en el tratamiento de la hemofilia. Los productos hemoderivados se obtienen a partir de sangre humana, mientras que los productos recombinantes se generan mediante células genéticamente diseñadas que portan un gen de factor humano.

Es esencial destacar que, con un tratamiento adecuado y cuidados específicos, las personas que viven con hemofilia pueden llevar una vida completamente normal. La celeridad en la administración del tratamiento es clave, ya que sin intervención, la hemofilia puede causar dolor intenso, daño severo en las articulaciones, discapacidad y, en última instancia, una vida más corta. 

Consideraciones para tratar con personas con Hemofilia:

Dado que la hemofilia es una enfermedad que se presenta al nacer, es de suma importancia que los niños con hemofilia puedan asistir a la escuela y participar en actividades típicas de su edad junto con sus compañeros. La socialización, la integración y la inclusión en su grupo de pares son esenciales tanto para el proceso de enseñanza-aprendizaje como para la adopción de normas sociales que les permitan integrarse plenamente en la sociedad.

Los docentes deben comprender que la aplicación de primeros auxilios es igualmente efectiva en el caso de un incidente doméstico de una persona con hemofilia. En todo caso, se sugiere no ocultar ningún episodio o accidente que ocurra en la escuela, especialmente aquellos que involucren golpes, así como informar a la familia ante cualquier situación relevante. 

Es crucial que tanto las familias como los educadores establezcan pautas comunes sobre los límites en los cuales el niño o adolescente con hemofilia puede desenvolverse, sin distanciarse del comportamiento esperado de sus compañeros. También resultaimportante evitar una protección excesiva, ya que esto podría llevar al aislamiento. Permitir que la persona crezca, se desarrolle y se convierta en un adulto integrado es fundamental.

En cuanto a la práctica de deportes, la elección debe adaptarse a los intereses individuales, pero se recomienda la participación en actividades que no impliquen un alto contacto físico. Actividades como caminar, nadar, jugar golf, andar en bicicleta, tenis, remo, tenis de mesa, entre otras, son opciones recomendadas que permiten la participación activa sin comprometer la salud de la persona con hemofilia.

La Importancia de contar con un Seguro Médico

Contar con un seguro médico integral es esencial para aquellos que enfrentan condiciones médicas como la hemofilia. En Hola René, entendemos la importancia de brindar asistencias en salud integrales y accesibles. 

Aunque no ofrecemos tratamientos específicos para la hemofilia, nuestro compromiso con la atención médica integral se refleja en la asesoría y asistencias en salud que brindamos. La prontitud en la atención es clave para gestionar la hemofilia y evitar complicaciones. Por eso, el seguro de salud de Hola René ofrece servicio de médico online 24/7 además de asistencia presencial y programada, entre otras prestaciones.

¿Tenés dudas? ¿Querés conocer nuestros servicios? Estamos comprometidos con proporcionar asistencias en salud especializadas y por eso te brindamos datos cruciales para tomar decisiones informadas.

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad consulte a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más notas

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Contacto Ventas